Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Desmontes en Salta: venden un «modelo respetuoso» mientras habilitan la tala de miles de hectáreas

El Gobiernoprovincial sigue en el centro de la polémica por los desmontes ilegales en Salta pero autorizará la tala de más de 28.000 hectáreas.

Salta
Greenpeace denunció que el gobierno de Salta convocó a audiencias públicas para habilitar desmontes de 28.000 hectáreas.
banner



Los desmontes en Salta son una problemática ambiental que tiene al gobierno de Gustavo Sáenz como uno de los principales responsables. Las denuncias de Greenpeace se convirtieron en habituales por la cantidad de hectáreas de Bosques Nativos que perdió el territorio salteño de manera ilegal. Mientras tanto, desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable aseguran que habrá un “modelo de producción respetuoso” con los árboles ancestrales. Por el contrario, según alerta la ONG internacional, la administración provincial quiere autorizar la tala de más de 28.000 hectáreas.

Precisamente, la cartera a cargo del ministro Martín de los Ríos difundió un insólito comunicado de prensa que asegura: “El Gobierno avanza en la promoción de un modelo de producción respetuoso con los Bosques Nativos”. En esta línea, mostraron polémicos datos de la Dirección de Fiscalización y Control de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable: “Durante el año 2021 los desmontes ilegales se redujeron en un 41% respecto al año anterior”. La cifra que difundieron apunta que entre enero y noviembre del año pasado, el Sistema de Alerta Temprana registró “cambios de uso de suelo ilegales en 2011,37 hectáreas”.

Versiones sobre el desmonte en Salta: 6.000 hectáreas de diferencia

Como bien informó El Intra en noviembre pasado (ver Gustavo Sáenz y el desmonte sin freno de Salta), la organización ambiental Greenpeace denunciaba que  mediante imágenes satelitales comprobaron que en ese período: “En Salta se deforestaron 8.769 hectáreas de bosques nativos”. Se trata de más de 6.000 hectáreas de diferencia entre ambas versiones y sin contar las áreas no protegidas por ley. Según estas cifras oficiales, durante el 2020 el número de desmontes ilegales “cerró en 3450 hectáreas”.

Volviendo al supuesto compromiso del Gobierno de Gustavo Sáenz con los árboles, desde la secretaría de Ambiente aseguraron que en todos los casos de desmonte ilegal del año pasado “se iniciaron los correspondientes sumarios administrativos”.  Por su parte, hace pocas jornadas desde Greenpeace advirtieron con un comunicado que “Salta busca autorizar en un mes más de lo que desmontó durante todo el año pasado”.

Solo unos días más tarde, el ministro De los Ríos le vendió a la sociedad salteña que: “La Provincia realiza un trabajo permanente, mancomunado y consecuente para honrar la sustentabilidad ambiental”. “Hemos disminuido los desmontes ilegales, tenemos más de 7 millones de hectáreas de bosques nativos y avanzamos en proyectos sustentables”, insistió con su parte de prensa en medio de las graves denuncias en su contra.

“Lo que queremos es una Salta donde se pueda producir de manera sustentable, acorde a lo que indican las leyes ambientales y que los infractores sean sancionados duramente”, apuntó, en tanto, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Alejandro Aldazábal. Del mismo modo prometieron que la administración provincial tiene “el firme objetivo de reducir la ilegalidad” y que por esa razón se aprobó el nuevo régimen de graduación de multas. 

Sobre estas sanciones explicaron que la multa más grave sería “el equivalente a 2.000 (dos mil) litros de nafta del mayor octanaje (incremento de 500% aprox.)”. Además, con el objetivo de simular controles sobre esta problemática, desde Ambiente indicaron que el año pasado la Dirección de Fiscalización y Control “inició 178 sumarios administrativos por infracciones al Régimen de Protección de Bosques Nativos”. Como es de esperar, no se reveló en qué cajón terminaron estos trámites burocráticos que no terminan en sanción.

Las denuncias por legalización de desmontes

Esta presunta lucha contra los desmontes ilegales en Salta por parte del Gobierno no sería la sanción o la detención de las máquinas que avanzan sobre los árboles, sino que es autorizar a los empresarios en sus emprendimientos contra la naturaleza. El 21 de enero pasado, Greenpeace alertó que: “En poco más de un mes, el gobierno de Salta convocó a audiencias públicas para habilitar desmontes en siete fincas por un total de 28.311 hectáreas, una superficie equivalente a una vez y media Ciudad de Buenos Aires”.

Según el monitoreo de deforestación que realiza la ONG con la comparación de imágenes satelitales, durante el año pasado “se desmontaron en la provincia 20.962 hectáreas”. Se trata de los territorios salteños que no son Bosques Nativos que se mencionaron anteriormente. En esta línea, cabe mencionar el Informe Anual de deforestación 2021, el cual alerta que “Argentina perdió el equivalente a 12 canchas de fútbol por hora por los desmontes. casi la mitad de la deforestación del norte se produjo en Santiago del Estero, y más del 80 por ciento fue ilegal”.

“El gobernador Sáenz aprovecha la pandemia de Covid-19 para darle vía libre a los desmontes. En un mes pretenden autorizar más de lo que se deforestó en Salta durante todo el año pasado. La actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos se encuentra vencida desde 2014 y la realización de audiencias públicas con las actuales restricciones de circulación no garantiza la participación ciudadana y de las comunidades afectadas, además de resultar peligroso a nivel sanitario”, advirtió Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de la ONG.  

Además, la ambientalista agregó: “Con la deforestación actual podríamos estar preparando el escenario de futuras pandemias de origen zoonótico, además de empobrecer la calidad de vida de todos. La actitud del gobierno de Salta es completamente ilegal e irresponsable”.