Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

«Un triunfo es un triunfo»: Yair Rodriguez sobre su última pelea

Luego de la lesión de su último rival, parte del publico calificó el resultado como polémico.

Yair Rodriguez
banner



ESTADOS UNIDOS.- El último enfrentamiento de Yair Rodriguez terminó prematuramente cuando Brian Ortega sufrió una inesperada lesión. A los cuatro minutos del primer asalto, el estadounidense se sacó el hombro de lugar y el árbitro detuvo la pelea. Con su victoria, Rodriguez aseguró estar conforme con el resultado, pese a que muchos fanáticos tildaron de polémica la decisión.

Con el duelo terminado en el primer asalto, el peleador de Hidalgo del Parral sumó su segundo triunfo consecutivo en la división. Pero no es solo esta victoria la que le consiguió una oportunidad única por el título interino, sino que el peleador viene haciendo mérito en la división. El lunes, en el programa de The MMA Hour, Rodriguez explicó el valor de su victoria.

«En ese momento, sabía que tenía la sumisión. Por supuesto, el intento de la sumisión estaba ahí. Eso llevó a una reacción de Brian Ortega que le llevó a una lesión. Para mí, es una victoria, pase lo que pase. En cualquier caso, un triunfo es un triunfo«, aseguró el competidor en primer lugar. Luego, «El Pantera» detalló cómo intentó someter a Ortega.

«Sentí que se estaba estirando, porque sentí que lo tenía. Lo tenía muy apretado, y luego puse mi rodilla en su vientre y traté de envolver mi otra pierna alrededor de su cara para tratar de conseguir la barra del brazo. Estaba tirando y mientras tiraba, si echas un vistazo de cerca al vídeo, tocó una vez», comentó el competidor entonces.

Para concluir, Rodriguez expuso que «él tocó una vez, y luego me di cuenta de que tocó una vez, y liberó la presión, así que lo dejé ir. Puedes echar un vistazo al vídeo y verás el toque rápido allí. Lo dejé ir y vi que tenía dolor, así que no quería dar un puñetazo ni nada. Es algo que, si siguiera moviéndose, el árbitro no detendría la pelea, pero yo no quería hacer nada más».