Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

¡Insólito! La intendente Bettina Romero festejó la reparación del puente Vélez Sarsfield como si lo hubiera construido

La periodita Marcela Pérez ironizó acerca del tema.

SALTA (Redacción) – En horas de la tarde de ayer, la intendente de Salta Bettina Romero festejó como un triunfo haber hecho un simple trabajo de repavimentación sobre el puente Vélez Sarsfield y la reparación del paso peatonal. Luego de compartir un posteo en su red social, la periodista Marcela Pérez no se quedó callada e ironizó acerca del tema, corrigiendo a la intendenta Romero, respecto a su discurso de «reinauguración» donde llamaba “un día histórico para la ciudad” por la importancia de la puesta en valor del puente Vélez Sarsfield.

«Hoy es un día de alegría para la ciudad porque concluimos una obra esperada por años. Esta es una obra pensada y pedida por los vecinos de la zona. Este puente es una insignia para la ciudad. Es parte de la historia de Salta» escribió en su twitter.

La pregunta es: ¿se puede festejar tanto una simple obra de repavimentación sobre un lugar histórico como lo es dicho viaducto que conecta a la ciudad? Pareciera ser que si, que desde la mirada de Romero es posible. Sin embargo, hay un detalle que Marcela Pérez hizo visible. Dice que es una obra emblemática y lo presenta como la inauguración de un lugar que ya existía. Inauguración es cuando se crea algo desde cero, cuando se arregla algo existente se llama «reparación» o «reinauguración».

Otro hecho puntual a tener en cuenta es que hace casi un año, en el mes de enero del 2021, desde la Municipalidad de Salta habían detectado daños estructurales y que requerían de una reparación urgente. Tan urgente fue que después de 11 meses se la terminó y se rehabilitó un lugar insignia para todos los salteños. No sólo esto, sino que también destruyeron un patrimonio histórico ya que se modificaron, por ejemplo, sus barandas que eran de cemento y se las reemplazaron por otras de hierro.

Para una ciudad que es atractiva turísticamente por sus patrimonios históricos, destruir uno de ellos es un verdadero daño para los visitantes. Según especialistas, había otras formas de mantenerlas y de consolidar una obra histórica hecha con materiales que se usaban en el pasado, vaya uno a saber por qué desde la intendencia de Bettina Romero se decidió avanzar con esta obra y destruir la fachada histórica de un emblema que es identidad para los salteños. Y lo celebró como si fuera una obra faraónica, cuando fue una simple reparación.